INICIO‎ > ‎MÚSICA‎ > ‎Letras‎ > ‎

Sueños de quince minutos



SUEÑOS DE QUINCE MINUTOS


Te encuentro sentada en la calle
naufragando entre las sombras.
Me cuentas que te han hecho daño
los besos que ahora te estorban.

Y la noche ha caído esta vez
sobre un muro de hiel y alquitrán:
la ansiedad se dibuja en tu piel
y tu estrella se ha vuelto a apagar.

Sabes muy bien que todo acabó.
Sabes que te mintieron.
Sabes muy bien que al fin se esfumó
tu sueño de quince minutos,
tu sueño de quince minutos.

Y las ves relucir a tu paso
sonrientes y perfectas:
princesas de cuento de hadas,
prisioneras de un mundo en oferta.

Tu actuación yace ya en un desván.
Tan fugaz fue tu triunfo y tan cruel
la moneda que paga tu olvido
mientras echa a rodar otra vez.

Sabes muy bien que todo acabó.
Sabes que te mintieron.
Sabes muy bien que ya otro alcanzó
su sueño de quince minutos,
su sueño de quince minutos.

________________________________________

- Silencio…..
- ¿Listos?, cámara, adentro…

¿Qué sabes hacer en quince minutos?
¿Cómo vas a entretenernos?
Estamos en el aire, muévete.

Muévete, no importa lo que-hagas.
lánzate, no importa lo que digas.
Muévete, no importa lo que hagas.
lánzate, no importa lo que digas.

Quince minutos, ni uno más, 
y el mundo puede ser tuyo, 
todos verán a dónde vas, 
todos sabrán como terminas. 

Y aplaudirán todas tus gracias
Y aullarán como jauría, durante
quince minutos, ni uno más.

Muévete, no importa lo que hagas.
lánzate, no importa lo que digas.
Muévete, no importa lo que hagas.
lánzate, no importa lo que digas.

________________________________________

Canta, podremos soportarlo. 
Llora, sabremos entenderte.
Insulta, serás recompensando…
Y miente, hasta agotar tu suerte…

Traiciónate en directo, dinos tu secreto, 
todas tus calumnias, todos tus fracasos, 
toda tu ambición, tu vida toda
en quince minutos, ni uno más. 

Y canta, podremos soportarlo. 
Llora, sabremos entenderte.
Insulta, serás recompensando.
Y miente, hasta agotar tu suerte…

Tienes quince minutos, ni uno más. 
Tienes quince minutos, ni uno más.  
Tienes quince minutos, ni uno más.

Sabes muy bien que todo acabó.
Sabes que te mintieron.
Sabes muy bien que al fin se esfumó
tu sueño de quince minutos,
tu sueño de quince minutos.



Daniel Casado ·   2010
Todos los derechos reservados
Comments