INICIO‎ > ‎MÚSICA‎ > ‎Letras‎ > ‎

El cambiazo


EL CAMBIAZO
(Daniel Casado, Mikelo, 2017) 

Por más que tu belleza resultara   
febril pasión unánime y magnética,   
tuviste que adornar tan linda tara   
con una repentina operación estética.   

Por denegarme la sal de tus pezones   
donde solía venerarlos cual bebé,   
aborreciendo el vaivén de mis succiones   
un vil injerto de mamas encontré.   

Y yo que amaba hasta la infección   
tu bendita imperfección.   

De otras –ay de mí- protuberancias   
ni tiempo tuve, en fin, de despedirme.   
Hurtaron a tus curvas la elegancia,   
limaste tu cintura para herirme.   

Maldigo al bisturí que en mala hora   
tus glúteos rebanó firme y grosero.   
Repudio tu esbeltez, cruel vengadora,   
pagada no en salud sino en dinero.   
 
Y yo que amaba hasta la infección   
tu bendita imperfección.   

Por creer que eras sirena   
por nadar en tu regazo,   
me la pegó la luna llena   
y, entre tú y yo, vaya cambiazo.   


   El caso es que a tu vera se hizo adjunto
   un pésimo poeta “de  la conciencia”
   que al punto te curó todos los puntos 
   a espaldas –ay- de mí ¡vaya injerencia!

   Y así este asunto se puso aún más feo
   cuanto más resaltaba tu hermosura.
   Marcando las distancias y el deseo
   me traicionaste tú ¡hay que tenerla dura!

   Y yo que amaba hasta la infección
   tu bendita imperfección.

   Por creer que eras sirena
   por nadar en tu regazo,
   me la pegó la luna llena
   y, entre tú y yo, vaya cambiazo.

   Prefiero tu belleza primigenia
   mil veces a una hermosa pantomima.
   Tuviste que invertir en fotogenia
   para elevar tu pésima autoestima.

   Y yo que amaba hasta la infección
   tu bendita imperfección.

   Por creer que eras sirena
   por nadar en tu regazo,
   me la pegó la luna llena
   y, entre tú y yo, vaya cambiazo.

Comments