INICIO‎ > ‎MÚSICA‎ > ‎Letras‎ > ‎

Dulce como el amor

DULCE COMO EL AMOR


El primer té es amargo como la vida.
El segundo es dulce como el amor.
El tercero es suave como la muerte.

Proverbio saharahui



La luna tendió su estera y ella trajo

barras de incienso, velas, tres vasos,

y una bandeja dorada como la de Salomé.


Tintineaban sus ojos, el agua brincaba

y un blanco reflejo empañaba mi aliento.

Su mano me ofreció el primer té diciendo:

Es amargo como la vida, es amargo como la vida, es amargo…


De dónde surgía aquella música no lo sé,

aromas de un desierto que jamás surqué

fundidos en el último baile de agosto.


Decidida a tropezar con mis labios, recitaba

los versos de la madera de aquel poeta saharaui.

Su sonrisa me ofreció el segundo té afirmando:

Es dulce como el amor, es dulce como el amor, es dulce...


Ahora puedes darte un chapuzón, querido,

¿sabrás nadar hasta la orilla?

No quiero náufragos en mi piscina.


Desnudó su sombra y nadó hasta mis brazos.

Dejé de hacer pie al primer impacto.

Bajo la luna me ofreció el tercer sorbo y lo supe:

Es suave como la muerte, es suave como la muerte, es suave….


De dónde surgía aquella música no lo sé,

aromas de un desierto que jamás surqué,

fundidos en el último baile de agosto.


Desnuda tomó mi mano, diciendo “acércate

soy suave como la muerte, suave como la muerte, suave…


 Entre sus brazos descendí hasta el fondo.

Y era dulce como el amor, era dulce como el amor, era dulce…




Daniel Casado (2016) 
Todos los derechos reservados

Comments