El proyector de sombras, publicado por la Editora Regional de Extremadura, fue en realidad el primer libro de poemas que escribió su autor. Fechado entre 1997 y 2001, este poemario encierra algunas de las claves futuras del poeta, y es una obra, en muchos sentidos, iniciática. 

En una parte de ella, Casado muestra su visión del mundo, un mundo en construcción, a través de unos poemas que actúan, bajo un aspecto en ocasiones casi narrativo, como memorial de un tiempo, como elegía primera por la pérdida de la infancia y de la adolescencia felices... (A pesar de su juventud, pues Casado comenzó a escribirlo con poco más de 20 años, aparece ya en El proyector de sombras una sensación de pérdida que encontraremos posteriormente, amplificada, en sus siguientes trabajos.)

La otra parte del libro, podríamos hablar incluso de una cara b, no canta lo perdido, sino que celebra la iniciación a la vida, a una vida “diferente”.